La fundación continuará en abril con un proyecto que ya ejecuta en la ciudad. Incluye molienda de envases de aceite y combustión de plásticos.

La Fundación Ceipost (Centro de Estudios e Investigaciones Políticas, Sociales y Técnicas) lanzará en abril el proyecto “Córdoba, plástico cero”, que colaborará con el medio ambiente de la ciudad de Córdoba. Apunta a reciclar plásticos desechados sin valor de mercado, para lo cual Ceipost concientizará a vecinos e instituciones de que depositen esos polímeros en los más de 50 cestos que colocó años atrás en lugares de las zonas sur, oeste y centro.

En estos cestos, la fundación ya recicla envases de PET (aguas y gaseosas), polietileno (productos de aseo y limpieza) y polipropileno (tapitas, juguetes y artículos de bazar) dispuestos por la gente y recogidos por un ecorrecolector. Los polímeros recuperados se usan como materia prima para elaborar nuevos productos.

La premisa de Ceipost –fundación que lleva más de una década ejecutando campañas de reciclado de plásticos– es que los miles de envases de PET (polietilentereftalato) tirados en espacios públicos, sobre todo botellas y bolsas plásticas, pueden reciclarse con fines útiles.

Ahora, Ceipost suma dos propuestas para mejorar la gestión integral de los residuos plásticos: 1) molienda de envases de aceite comestible para producir mezcla asfáltica polimerizada, de mayor durabilidad (podría aplicarse en tareas de bacheo); 2) combustión de plásticos sin valor para generar energía térmica y eléctrica (bolsas, vasos y bandejas descartables).

El titular de Ceipost, Héctor Albaretto, dijo que la idea es que Córdoba se transforme “en una sociedad orientada a generar recursos, en vez de la actual, orientada a generar residuos”.

Según Ceipost, el PET tiene grandes cualidades: barrera de gases (ideal para envasar bebidas carbonatadas), alta resistencia a la rotura (facilita el transporte), no reacciona con el contenido (no modifica el sabor ni las propiedades) y se puede reciclar con valor agregado.

Albaretto puso un ejemplo del reciclado: con ocho botellas de gaseosa transformadas en fibra poliéster se puede confeccionar una camiseta de fútbol.

El proyecto posee autorización municipal y adhesión del Concejo Deliberante. Falta instalar carteles en los cestos sobre disposición selectiva de envases y sumar más cestos en plazas.

EDICIÓN IMPRESA
El texto original de este artículo fue publicado el 03/03/2015 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.

http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/otro-paso-de-ceipost-para-mejorar-la-gestion-de-residuos-plasticos